Reciente

Mostrando entradas con la etiqueta Matrimonio Depredador. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Matrimonio Depredador. Mostrar todas las entradas

jueves, 9 de junio de 2022

junio 09, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 291

Capítulo 291. Desenlace (7)


Mura logró someter a Blain. Los Gitanos traídos por Blain maldijeron en lenguaje Gitano. Pero al final también terminaron siendo sometidos.

En el centro de la Habitación de la Gloria estaba dibujado un gran patrón mágico. El rebelde Blain que no paraba de insultar se fue calmando. Esto se debía a que se imaginó lo que sucedería a partir de ahora.

Los Gitanos que seguían a Cerdina fueron sacrificados en el patrón mágico. Los ojos de los Gitanos permanecieron fríos mientras sacrificaban a gente de su misma etnia. Reprimieron sus emociones para evitar exteriorizarlas.

Los Gitanos tenían la costumbre de mantenerse unidos para apoyarse mutuamente. Esto debe haber sido una decisión difícil para ellos.

El último sacrificio para completar el hechizo fue Blain.

Hasta ahora Blain ha tratado la vida de tantas personas como si fueran gusanos. Pero a pesar de haber matado a tantas personas, parecía que no estaba familiarizado con su propia muerte. El débil Blain observaba todo con las extremidades lesionadas.

Leah recordó el pasado cuando no podía hacer nada mientras lo miraba. El adoctrinamiento desde temprana edad le inculcó una obediencia profundamente arraigada. Siempre había creído inconscientemente que debía obedecerles por el bien de Estia.

Fue Ishakan quien rescató a Leah del estrecho pozo en el que había caído. Ella solo veía una pequeña fracción del cielo. Pero cuando salió pudo contemplar un cielo más amplio.

Fue gracias a Ishakan que Leah pudo tomar la decisión de cortar con el pasado por sí misma. De una manera radical que nunca había imaginado.

Nunca pensó que le quitaría la vida a alguien, mucho menos que mataría a Blain. Pero no tenía ninguna duda como si hubiera estado esperando este día. En cambio, sentía una sensación de liberación, como si despertara de una pesadilla de la que estaba harta.

De espaldas a la luz que caía de la ventana del techo, Leah se sentó sobre el cuerpo de Blain. Su vestido de novia manchado de sangre se extendió. Blain miró con los ojos temblorosos a Leah que estaba sosteniendo una daga. Traducción ReinoWuxia

"Sálvame..."

Esta petición contrastaba completamente a cuando gritó de que morirían los dos. Eso le causó gracia. Leah bajó finalmente la daga para terminar con la pesadilla que tanto la había atormentado.

La cuchilla penetró su cuerpo. Los ojos de Blain se agrandaron como si no pudiera creerlo. Como si nunca se hubiera imaginado que Leah se atrevería a apuñalarlo.

En el momento en que la daga atravesó el corazón de Blain, un escalofrío le recorrió la columna vertebral. En cuanto se sujetó el estómago por reflejo, algo la golpeó con fuerza. Leah salió rodando por el suelo. El humo negro se disipó.

"¡Ahhhhh! ¡Blain, Blain...!"

Cerdina se precipitó gritando. Pero la cuchilla de la daga ya había atravesado su corazón. Ella agarró la daga con la mano urgentemente.

Mientras ella perdía la cabeza por completo. La sangre que fluía de su cuerpo fue absorbida por el patrón mágico. La luz en los ojos de Blain se apagó.

"¡No, Blain, ahhh...!"

Todo el cuerpo de Cerdina tembló al darse cuenta de que su pulso se había detenido por completo. De repente abrió la boca. Sus manos estaban cubiertas con la sangre de su hijo. Su cuerpo se volvió inestable al mismo tiempo que vomitó sangre oscura.

A pesar de que Cerdina había resistido cuando Leah rompió el hechizo, esta vez ni siquiera podía moverse libremente. Ella apoyó su cabeza en el cuerpo de su hijo. Comenzó a sollozar de tristeza y dolor. La Gitana que miraba a Cerdina dijo tranquilamente.

"Tú también estás experimentado el dolor de perder a un ser querido."

Cerdina levantó la cabeza abruptamente. Gritó con lágrimas de sangre.

"¡¡¡Mueran!!!"

Un humo negro se extendió en todas las direcciones. Mura, y los Gitanos que completaron el hechizo, fueron arrastrados por el humo negro.

Mura chocó contra la pared. El humo negro había atravesado su estómago. Mura se desplomó hacia al suelo extendiendo su mano hacia Leah. Se desmayó por la excesiva pérdida de sangre.

Cerdina respiraba con dificultad mientras sangre fluía por su boca. Como no podía mover su cuerpo adecuadamente se arrastró a cuatro patas por el suelo rodeada por el humo negro hacia Leah.

martes, 7 de junio de 2022

junio 07, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 290

Capítulo 290. Desenlace (6)


Los Gitanos que habían venido con Blain se mezclaron con los Gitanos que acababan de entrar en la habitación que estaban a favor de Leah. Las decenas de individuos comenzaron un alboroto. Las obras de artes que caían al suelo fueron pisoteadas. Las invaluables obras de artes terminaron destrozadas.

Todo había ocurrido en un parpadeo. Los ojos de Mura brillaron cruelmente en medio del caos. Se movió rápidamente para asesinar brutalmente al Gitano delante de ella.

Hizo contacto visual con Blain. Se había escapado a la parte de atrás. Entre la multitud Blain estaba mirando a Leah fijamente.

Blain gritaba fuertemente improperios en medio del caos. Pero Leah ignoraba sus palabras. Mura se acercó rápidamente a Blain. Fue entonces cuando los ojos de Blain temblaron al darse cuenta de la gravedad de la situación.

Leah apretó su agarre sobre la daga. Por primera vez abrió sus labios que habían permanecido cerrados. "Eres el único que morirá, Blain."

***

Su poder se parecía a un océano, por mucha agua que se extrajera, no se podía vislumbrar el fondo. Cerdina estaba completamente embriagada de poder. La estimulante sensación de euforia hizo que su conciencia se nublara.

Creía que podía hacer cualquier cosa porque su enorme poder no tenía límites. El hecho de realmente haber alcanzado el reino de los dioses la llevó a un éxtasis infinito.

Cerdina se lamió los labios mirando a los bárbaros que tenía enfrente. Había resistido con vehemencia. Pero como un niño jugando con una hormiga, Cerdina estaba haciéndoles daño poco a poco.

No sería divertido hacerlo todo de una sola vez. Quería torturarlo hasta que pudiera devolverle la humillación que había experimentado antes. También había una cosa que le molestaba.

Los hechizos no funcionaban en el Rey de Kurkan. Excepto los hechizos de Cerdina. Porque ella se ha convertido en un Dios que está más allá de los mutantes.

Pero no podía manejarlo tan bien como quería. Cuando intentó cortarle el brazo, solo le hizo una pequeña herida. A pesar de que ahora sus hechizos funcionaban en el mutante, no podía someterlo como esperaba.

Sus brillantes ojos dorados como los de una bestia aún no contenían el miedo hacia ella. A simple vista parecía que estaba disfrutando de la batalla.

Por el contrario, era Cerdina quien se sentía angustiada. Con cada ataque de su misteriosa espada roja oscura, un escalofrío espeluznante recorría su espalda.

Ningún Dios debería sentir esa sensación. En el momento en el que estaba completamente inmersa en la idea que debía matarlo primero.

"......!!"

Cerdina volvió en sí como si le hubiera caído un balde de agua fría. Algo malo estaba sucediendo con los Gitanos que estaban con Blain. Las conexiones mediante un hechizo se estaban rompiendo como si lo estuviera cortando con una tijera.

Parecía que estaban intentando ponerle las manos encima a Blain mientras ella estaba ocupada con los bárbaros… Cerdina dejaría todo para dirigirse inmediatamente hacia donde estaba Blain.

Un humo negro que surgió de debajo de sus pies comenzó a envolver rápidamente todo su cuerpo. Los bárbaros intentaron evitar que Cerdina se marchara. Ella se deshizo de todos los hechizos que le lanzaban. Los ignoró porque su prioridad ahora consistía en encontrarse con Blain.

Cerdina llegó al jardín principal envuelta por el humo negro. Pero no había nadie en el tranquilo jardín. Aunque extrañamente podía sentir los rastros de Blain en este lugar.

Mientras ella recorría el lugar desesperadamente, descubrió un gran patrón mágico dibujado en el suelo. Había sido engañada con un simple truco.

Cerdina soltó un gritó enfadada. Comenzó a esparcir humo negro para localizarlo. Finalmente después de un tiempo pudo determinar dónde se encontraba Blain.

En la Habitación de la Gloria.

Por un momento contuvo la respiración. Fue el lugar donde había reunido a los Gitanos para pedirles ayuda por primera vez. Ahora que lo pensaba, el patrón mágico en el jardín había sido hecho por Gitanos. Su corazón se desplomó ante el ominoso presentimiento.

Cerdina se dirigió directamente a la Habitación de la Gloria. Lo primero que vio fue a Blain tendido sobre un patrón mágico dibujado en el centro de la habitación.

Su cuerpo estaba cubierto con un vestido blanco manchado de sangre como si fuera un sudario. Los ojos de Blain estaban llenos de miedo. Leah levantó la daga. La cuchilla de la daga brilló.

"¡No...!"

Cerdina extendió su mano. Siguiendo su voluntad humo negro salió disparado como una flecha. Pero antes de que el humo pudiera llegar, la daga atravesó su corazón.
junio 07, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 289

Capítulo 289. Desenlace (5)


El hermoso vestido blanco que llevaba estaba arruinado. No se podía distinguir su aspecto original, no sólo estaba manchado de sangre, sino que también estaba hecho jirones. La novia caminó por un largo pasillo sin calzado.

De repente se detuvo frente a una gran puerta. Luego la abrió lentamente para entrar. La Habitación de la Gloria, estaba llena de obras de artes hechas por artistas que deseaban que la luz brillara sobre Estia para siempre.

Un haz de luz entraba en el lugar a través de la ventana en el centro del techo en forma de cúpula. Normalmente en un día despejado el haz de luz iluminaba la habitación. Pero debido a que el cielo estaba cubierto por el humo negro, el haz de luz solo iluminaba tenuemente el interior.

Leah se quedó mirando hacia la ventana con la mirada perdida. No pasó mucho tiempo antes de que se escucharan ruidos provenientes desde el exterior. Esperaba que pronto se abriría la puerta. El ruido se acercaba cada vez más.

Sus manos temblaban levemente. Ella se esforzó para detener el movimiento involuntario. Estaría mintiendo si afirmara que no tenía miedo. Pero tenía que superarlo. Porque había algo más importante que eso.

No le tengo miedo a nada si te tengo.

Recordó la tranquila voz del hombre que no tenía miedo. Se tranquilizó pensando en sus ojos dorados. La espera fue larga pero al mismo tiempo corta.

El ruido siguió acercándose cada vez más, hasta que finalmente llegó hasta la Habitación de la Gloria. La puerta se abrió abruptamente. Leah volteó su mirada lentamente.

"......"

Su cabello rubio fue lo primero que observó. Blain no estaba solo. Leah desvió su mirada después de observarlo durante un tiempo. Detrás de Blain habían otros Gitanos.

Cerdina había traicionado a los Gitanos. Se comió corazones de personas de su propia etnia, un crimen que no podía perdonarse sin importar nada. Por supuesto, había quienes se sentían fascinados por su gran poder.

Tal caso aplicaba a los Gitanos que seguían a Cerdina. Aún conociendo el comportamiento anormal de Cerdina, y que en cualquier momento también podría comerse sus corazones, decidieron admirarla hasta el final. - Traducción ReinoWuxia

Fue ridículo. Pero Leah creía que el resto de los Gitanos no seguían a Cerdina sin pensar. Quizá tenían una naturaleza similar a la de Cerdina.

Por supuesto, quien más se parece a Cerdina, es quien que ella misma concibió…

Blain miró a Leah con sus ojos azules. Cuando vio lo que Leah estaba sosteniendo en su mano, no pudo evitar reírse sin sentido cuando la ira inundó su interior.

"¡Jajajaja...! ¿Piensas matarme con eso?"

En la mano de Leah había una daga. Era una daga pequeña, pero era lo suficientemente afilada como para cortar la carne de alguien.

"Es ridículo..."

Blain se revolvió el cabello bruscamente. Estaba tan enfadado que no sabía qué hacer. Murmuró algunos improperios. Para drenar su ira comenzó a golpear a las estatuas a su alrededor. Un busto colocado sobre un pedestal de mármol impactó contra el suelo.

"¡Mátame, perra, mátame!"

Gritó mientras se acercaba a ella. La voz resonó fuertemente en la habitación. Leah no dijo nada. Ya no había ninguna razón para hablar. Estaba retorcido desde su nacimiento. No había forma de que se arrepintiera. Solo gastaría energía conversando.

Blain se detuvo justo enfrente de Leah. La agarró por el cuello.

"Parloteas todo el tiempo, ¿Por qué no hablas ahora?"

Blain acercó su cara.

"Por qué no morimos los dos, ¿eh?"

No se trataba de una simple amenaza, realmente pensaba hacerlo. En sus ojos se notaba que había perdido completamente la razón.

"Te mataré primero. Directamente con mis propias manos."

En el momento en que Blain apretó el cuello de Leah, la ventana de cristal del techo se rompió. Mura saltó al interior mientras los fragmentos de cristal caían. Mura iba a aterrizar directamente sobre Blain, pero él la evitó por un estrecho margen. Al mismo tiempo, Gitanos entraron corriendo por el pasillo.

lunes, 6 de junio de 2022

junio 06, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 288

Capítulo 288. Desenlace (4)


Liderando este grupo de Gitanos estaba la anciana que le había dado a Leah la cesta de rosas el otro día. Se inclinó profundamente como reverencia.

"Gracias a la bondad de la Reina, seguimos con vida."

Fue Leah quien los salvó de haber sido sacrificados por Cerdina. Después de expresar su gratitud, añadió que cubriría los ojos de Cerdina con un hechizo durante un tiempo. Como si hubiera estado preparado de antemano, apareció un patrón mágico en el suelo del jardín.

Debería estar segura allí. Pero Leah no entró en el patrón mágico. En cambio, miró en dirección al salón de celebración exterior. El humo negro se elevaba hacia el cielo.

Había logrado que la gente del palacio real se sintiera alienada. Incluso pudo sacudir el hechizo de Cerdina, provocando que ella sufriera una reacción negativa. Pero Cerdina se recuperó más rápido de lo esperado.

Leah había dejado a Ishakan en ese lugar. Mura apuro a Leah que seguía mirando el humo negro sin entrar en el patrón de mágico.

"Leah."

Leah miró a la anciana Gitana. Se podía percibir la ansiedad en su mirada. Parecía que quería decir algo, pero no podía hacerlo. Leah le preguntó mirándola fijamente.

"¿Hay algo que pueda hacer?"

Mura miró a la anciana Gitana fríamente para evitar que ella dijera una tontería. Sin embargo, la Gitana no mantuvo la boca cerrada a pesar de ello.

"Al Rey de Kurkan no le gustara. Porque la Reina debe mancharse de sangre…"

Los ojos de Mura se volvieron más oscuros. Pero Leah le ordenó a la Gitana.

"Dilo."

No quería esperar a que Ishakan lo resolviera todo solo. Del mismo modo que él estaba arriesgando su vida por ella, ella también estaba dispuesta a arriesgar su vida por él.

"Haré cualquier cosa."

Mura movió los dedos como si fuera a retorcer inmediatamente el cuello de la anciana Gitana si hablaba. Leah sujetó la mano de Mura.

"Mura."

Leah persuadió a Mura con unas breves palabras.

"Haban también está ahí."

"......"

Los labios de Mura temblaron. Entonces la Gitana habló impacientemente.

"Cerdina ha abandonado su humanidad por el poder. Se dice que el Rey Kurkan es fuerte, pero puede… que esto sea un poco difícil. Me gustaría explicar una forma en la que es posible ayudarlo."

Su voz sonaba seria mientras pronunciaba cuidadosamente las palabras. Leah asintió a la Gitana mientras sujetaba la mano de Mura. Después de obtener el permiso, continuó hablando cortésmente.

"El hechizo de Cerdina fue construido sobre la base de Estia. También es debido a la familia real de Estia ha ganado un poder infinito." Por lo tanto se necesitaba a Leah para poder sacudir de raíz el hechizo. "La verdadera dueña del palacio real... Esto es algo que sólo puede hacer la verdadera dueña de Estia."

"¿Por qué apenas lo dices ahora?"

Ante la punzante pregunta, la anciana Gitana miró a su grupo. Los Gitanos parecía estar completando el final de sus vidas. La Gitana respondió con una amarga sonrisa.

"... Porque es un método que no quería utilizar. Pero hoy es el momento de la expiación, que cortara los lazos creados por los pecados de nuestros antepasados." La Gitana le preguntó mirándola fijamente. "¿Quieres ayudarnos en nuestro hechizo?"

Probablemente todos sabían cuál sería su respuesta. Leah asintió lentamente. Una vez tomada la decisión, los Gitanos comenzaron a transformar el patrón mágico dibujado de antemano añadiéndole diferentes líneas. Ya habían preparado el hechizo bajo la suposición de que Leah aceptaría la propuesta.

Cuando Mura se dio cuenta de ello, murmuró algo en Kurkan para sí misma. Los Gitanos que estaban a su lado no se atrevieron a preguntar porque parecían malas palabras.

"Necesitamos un sacrificio."

La anciana Gitana les explicó a ambas.

"En la hechicería un corazón de la misma línea de sangre es el más alto sacrificio. Por eso Cerdina se ha comido el corazón de su propio padre."

Leah apretó los labios cuando recordó el horrible final del Conde Weddleton. Luego preguntó. "¿Entonces debemos hacer un sacrificio equivalente?"

"Así es."

"Pero un sacrificio comparable al corazón de su padre..."

La Gitana habló lentamente.

"Todavía… hay alguien que tiene conexión de sangre con Cerdina."
junio 06, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 287

Capítulo 287. Desenlace (3)

Ishakan miró al frente con un rostro inexpresivo. Cerdina se había desprendido completamente de su imagen humana.

Sus venas negras destacaban en su piel tan pálida como la cera. Las venas negras sobresalían en sus manos, los brazos, en su cuello e incluso en su rostro. Sus ojos se ennegrecieron también. Ishakan le preguntó.

"¿Te has convertido en un monstruo?"

Los Kurkan tragaron saliva seca mientras miraban a Cerdina que parecía un desastre viviente. El desenfreno había sido previsible desde el comienzo de la búsqueda de poder infinito de Cerdina. Se esperaba que ella pudiera sobreponerse de la reacción negativa causada por sacudir el hechizo, pero no que se comiera el corazón de su propio padre.

Ishakan observó la línea roja en el dorso de su mano. Probablemente ella había tenido la intención de cortarle la mano. A pesar de que terminó con una herida superficial, se pudo comprobar que ahora el abrumador poder de Cerdina también afectaba al mutante. Existía la posibilidad de que muriera.

Leah también había visto la herida en el dorso de su mano. En ese momento parecía que estaba a punto de llorar. Por supuesto, Ishakan no tenía intención de dejarla viuda. 

Ni siquiera había considerado la derrota. Solo podía ser derrotado por Leah. Pero considerando que el poder de Cerdina estaba cerca al de un Dios, estaba preparado para recibir daños hasta cierto punto. Incluso llegó a la conclusión de que probablemente podían quedarle algunas cicatrices.

Eso no me agrada.

Ishakan sonrió al pensar en ello. Quería ser el individuo más fuerte por Leah. Deseaba que ella pudiera confiar en él, sin importar las adversidades.

Ella vería su cuerpo desnudo muchas veces en el futuro, así que si regresaba con cicatrices creía que eso podría traerle malos recuerdos a ella. Ishakan extendió su mano hacia un lado habiendo decidido hacer todo lo posible para recibir los menos daños posibles.

"Genin."

Ella le entregó la espalda larga que llevaba en su espalda. La espada era de color rojo oscuro, como si estuviera empapada de sangre. Mientras Ishakan empuñaba la espada, Haban y Genin se colocaron a su lado. Los demás Kurkan se organizaron. Traducción de ReinoWuxia

Los hechiceros se formaron en un semicírculo. Morga, que estaba en el medio, hizo un gesto con la mano. Entonces los hechiceros Kurkan sacaron una daga para hacerse un corte en el antebrazo. La sangre no cayó al suelo, sino que flotó en el aire. Al final fue dibujado un patrón mágico.

Un brillo apareció en los ojos de los Kurkan antes de la batalla. Cerdina observa la escena sonriendo. Susurró con una voz extraña.

<Morirán.>

A pesar de que lo había dicho en voz baja, sus palabras resonaron en los oídos de los Kurkan presentes. Ishakan entrecerró los ojos sonriendo. 

Mientras caminaba lentamente arrastraba su espada por el suelo. Se estaba acercando a Cerdina sin ninguna vacilación.

"Hechicera Gitana."

Ishakan había esperado este momento desde hace mucho tiempo. Su euforia por la batalla fue creciendo poco a poco. Sus ojos dorados brillaban.

"Hoy no terminará con una advertencia."
 
***

Mura comenzó a correr sin mirar atrás. El paisaje circundante cambiaba rápidamente. Pero como el vestido de novia de Leah le dificultaba moverse un poco.

"Bájame, Mura."

"Disculpe, no puedo hacerlo."

Leah intentó persuadir tranquilamente a Mura que corría sin detenerse.

"No es que tenga la intención de regresar."

Mura se detuvo para bajar a Leah porque añadió que quería hacer algo con el vestido de novia. Ella primero se quitó los tacones, luego sostuvo la falda de su vestido justo por debajo de la rodilla.

"¿Puedes rasgarlo por mí?"

Mura procedió a rasgar inmediatamente el vestido como ella quería. Mientras tanto, Leah miró alrededor. El cielo estaba cubierto de humo negro. Parecía que actualmente estaban aislados del exterior.

Leah recogió una piedra del suelo para entregársela a Mura. Mura compredió lo que Leah quería, así que lanzó la piedra hacia el humo negro. En cuanto hizo contacto con el humo negro, desapareció sin dejar rastro. Mura murmuró con el ceño fruncido.

"No creo que podamos salir al exterior..."

Todo el palacio real estaba en manos de Cerdina. Prácticamente sin importar a donde fuera estaría en peligro. Después de confirmar que sería imposible escapar del palacio real, Mura inmediatamente propuso otra alternativa.

"Vamos al lugar más seguro posible. Hay Gitanos que nos ayudarán."

Los Gitanos escondidos mantendrían a Leah alejada de los ojos de Cerdina mientras Ishakan la enfrentaba. Ellos estaban esperando en el jardín principal. No estaba demasiado lejos del salón de celebración exterior, pero podía considerarse una distancia razonable.

domingo, 5 de junio de 2022

junio 05, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 286

Capítulo 286. Desenlace (2)

Cerdina miró a Leah. Murmuró con una sonrisa como si no se sintiera acorralada. "¿Te atreves a intentar vencerme con trucos tan simples?"

Leah apretó los labios con ansiedad. El plan no estaba saliendo como esperaba. Cerdina se había recuperado más rápido de lo esperado.

Cerdina de repente desvió su mirada de Leah. El Conde Weddleton, que había estado temblando desde hacía tiempo, estuvo a punto de desmayarse cuando sus ojos se encontraron con los de Cerdina.

"Padre."

Cerdina dijo con una voz suave. El Conde Weddleton se apresuró a excusarse.

"¡Reina, Reina Madre, no he tenido otra opción, me han amenazado...!"

"Yo tampoco quiero hacer esto, pero no tengo otra opción. "

No existía un mejor sacrificio que el corazón de su propia sangre. Sonrió tenuemente.

"Estás dispuesto a morir por tu hija, ¿Verdad?"

El Conde Weddleton ni siquiera pudo expresar sus últimas palabras. No hubo tiempo para hacer nada. El humo negro lo alcanzó rápidamente.

Ishakan tiró rápidamente de Leah hacia su pecho. Leah cerró sus ojos con su cara en el pecho de Ishakan. Se escuchó el sonido de carne siendo desgarrada. 

"Jajajaja... jajaja..."

Cerdina se reía como una loca mientras se comía el corazón de su padre. Los invitados la observaban sin moverse.

Cuando terminó de tragarse el corazón de su padre, se lamió los labios para limpiar la sangre en ellos. El humo negro que se movía descontroladamente se detuvo. Después de un momento de silencio, el humo negro se extendió en todas direciones.

El cuerpo de Cerdina se elevó lentamente en el aire. El humo negro siguió extendiendose para cubrir todo el palacio real. Cerdina abrió la boca.

<Aunque la Gitana con el primer poder fue derrotado por el mutante.>

Su voz sonaba extraña.

<No importa porque la he superado.>

El humo negro que se extendía en todas direcciones rozó el dorso de la mano de Ishakan.

"......"

Ishakan frunció el ceño en silencio. En el dorso de su mano apareció una marca roja. Cerdina con una expresión de alegría en su rostro.

<¡Bárbaros! ¡Nuevamente serán atados como perros!>

<¡Se arrastrarán ante los Gitanos en cuatro patas!>

Al mismo tiempo el humo negro cubrió completamente el palacio real en forma de semiesfera. Todo se oscureció con el humo negro cubriendo el cielo.

Cerdina se rió sin parar. Los invitados que estaban recuperando la cordura lentamente, de repente se quedaron paralizados como si se hubieran convertido en piedra. Cómo si hubieran sido atados por cuerdas invisibles, se sentaron nuevamente en las sillas como muñecos. Parecían espectadores observando una obra de teatro.

<Ven aquí, hija mía>

Sonrió mientras miraba a Leah.

<Te perdonaré si me suplicas que te equivocaste.>

Sus palabras estaban llenas de malicia. Ishakan habló en voz baja.

"Mura."

Mura, que estaba esperando detrás, se acercó. Ishakan empujó a Leah hacia ella.

"Llévala a un lugar seguro."

Mura agarró a Leah.

"Ishakan..."

Leah extendió su mano. Ishakan agarró su mano extendida y le besó el dorso.

"Ve primero. Tengo que terminar esto."

Pero ella se dio cuenta que había sido dañado por el humo negro. Ishakan también fue afectado por el hechizo a pesar de su inmunidad.

No quería decir que se quedaría para no estorbar, pero tampoco quería dejarlo atrás. Ella lo miró con ansiedad en sus ojos. Ishakan sonrió sutilmente.

"No te preocupes no veremos pronto."

Actuaba sin preocupación incluso en esta situación de emergencia. Leah apretó los labios conteniendo las lágrimas. Ishakan dijo de repente algo inesperado.

"He cruzado el desierto para verte."

Leah escuchó con atención.

"Mientras lo hacía no pude dormir durante muchas noches pensando en ti… siempre llegaba a la misma conclusión." Sus ojos permanecían brillantes a pesar de la oscuridad causada por el humo negro. "No le tengo miedo a nada si te tengo. Nada puede ser peor que perderte." Ishakan sonrió afectuosamente.

Leah solo asintió como respuesta porque se había quedado sin palabras. Ishakan continuó hablando tranquilamente acariciando la mejilla de ella.

"He pensado en un nombre para el bebé. Estoy seguro de que te gustará..." Susurró sus últimas palabras. "Te lo diré cuando regrese." Se despidió de Leah.
junio 05, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 285

Capítulo 285. Desenlace (1)


Como la ruptura de una presa, los recuerdos fluyeron a borbotones como una fuerte corriente de agua. Las cosas estaban regresando al lugar donde pertenecían mientras sentía un fuerte dolor de cabeza. 

Leah se estremeció ante la avalancha de recuerdos.

"Ahh..."

Leah exhaló levemente. Tenía la piel de gallina por todo el cuerpo. Finalmente podía entender lo que estaba sucediendo en realidad. Ella levantó lentamente la cabeza.

"......"

Sus brillantes ojos dorados seguían siendo los mismos. Desde la primera vez que se encontraron hasta ahora, la forma en que la miraba no había cambiado en absoluto.

Ishakan decidió esperar sin ninguna garantía conociendo los riesgos de la situación. Aunque tuvo que sufrir innumerables veces debido a que ella no podía recordarlo.

Ella no se atrevía a intentar adivinar el dolor que había experimentado mientras la estaba esperando. Leah habló tartamudeando.

"I, Ishakan, yo..."

Pero él sabía lo que Leah quería decir. 

"Eso no importa. Has regresado."

Ishakan la abrazó con fuerza.

"Te he estado esperando, Leah."

Esas palabras lo expresaban todo. Ella cerró los ojos con fuerza. Pero no había tiempo para dejarse llevar por las emociones. Leah se separó lentamente de Ishakan. 

Su hermoso vestido de novia estaba todo empapado de sangre. Pero extrañamente ella prefería su aspecto actual. Ella dirigió su mirada hacia Blain con su vestido de novia manchado de sangre.

Blain la miraba ferozmente. Parecía que sus ojos azules contuvieran fuego.

"Todo fue una mentira."

Blain tenía una expresión en su rostro de traición. No había el más mínimo indicio de remordimiento, arrepentimiento o culpa por lo que le había hecho a Leah.

"Me engañaste. Fingiste ser una muñeca. No puedo creerlo..." Blain habló enfadado. "Entonces también fue una mentira que hayas abierto las piernas docilmente." 

En ningún momento se le ocurrió reflexionar sobre sí mismo. Incluso ahora seguía culpándola cínicamente. Leah afirmó seriamente.

"Te dije que nunca te amaría aunque volviera a nacer."

Los ojos de Blain se agrandaron cuando Leah se tocó el vientre. Cuando estaba a punto de insultarla, alguien gritó desconcertado.

"Su cabello... su cabello..."

El cabello de Blain estaba cambiado de color. Su cabello plateado que simbolizaba a la familia real de Estia se tiñó al instante de otro color. Su cabello se volvió de color rubio.

Blain se quedó pararalizado cuando se dio cuenta de que su cabello regresó a la normalidad. Gritos surgieron entre los invitados.

"¡Cómo se atreve una humilde Gitana a engañar a la familia real!"

Gritó Byun Gyeongbaek señalando a Cerdina.

"¡Ni siquiera le tiene miedo a un castigo divino!"

Los invitados que no sabían lo que sucedía comenzaron a murmurar.

"¡No puedo creer que sean Gitanos! Que tontería está diciendo..."

"Pero el cabello de su Alteza..."

Byun Gyeongbaek gritó ante su desconcierto.

"¡Los Gitanos nos han engañado a todos! ¡Conde Weddleton!"

En ese momento el vacilante Conde Weddleton reaccionó. Habló mirando a Cerdina con nerviosismo.

"Cerdina es una Gitana... Blain tampoco pertenece al linaje real de Estia..."

La declaración del propio padre de la Reina Madre sumió a todo el lugar en el caos. El Conde Weddleton concluyó su discurso ante los atónitos invitados.

"Ratifico que todo es cierto bajo el nombre del Conde Weddleton."

El hechizo se sacudió en el momento en que las mentiras fueron reveladas. Los ojos de los presentes recuperaron su brillo. La gente comenzó a sentir una intensa sensación de alienación. Se mostraban desconcertados.

"......"

Cerdina se rió en medio del bullicio de la multitud. Pero cuando intentó actuar no pudo.

El cuerpo de Cerdina se estremeció. Inmediatamente vomitó sangre roja. Una fuerza inestable surgió en su interior mientras sufría la reacción negativa de su propio hechizo.

Los Kurkan se movieron rápidamente para someter a Cerdina. Pero en cuanto se acercaron a ella, Los Kurkan fueron repelidos por un humo negro. 

Cerdina que estaba en el suelo vomitando sangre, levantó lentamente la cabeza. Un humo negro salía de su cuerpo. Cerdina gritó fuertemente.

"¡Sí, soy Gitana!" Dijo limpiando la sangre que estaba en la comisura de su boca. "Ustedes han sido gobernados por los Gitanos que tanto han ignorado."

viernes, 3 de junio de 2022

junio 03, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 284

Capítulo 284. Movimientos En Secreto (4)


Leah llegó a donde estaba Blain. Después de que el sacerdote mencionó el típico discurso, le dio una copa de vino a Leah de acuerdo a las tradiciones de Estia. Tenían que compartir la bebida para formar el vínculo como pareja.

Ella escupió el líquido que estaba en su boca mientras fingía que estaba bebiendo el vino. El líquido negro desapareció sin dejar rastro al mezclarse con el vino blanco.

Blain se tomó toda la bebida que estaba en la copa que le había dado. Luego tiró la copa como si estuviera enfadado. Una actitud inadecuada para un novio que estaba en la celebración de su boda.

Pero a nadie le sorprendió su comportamiento. Los invitados simplemente sonrieron levemente como si lo hubieran acordado de antemano. El sacerdote, que también sonrió, mencionó las palabras finales.

"Blain De Estia. ¿Juras que amarás a tu esposa para siempre?"

Blain respondió con una sonrisa retorcida, como si tuviera un pensamiento oculto.

"Lo juro."

Cuando el sacerdote escuchó su respuesta se volteó ahora hacia Leah.

"Leah De Estia." El sacerdote hizo la misma pregunta sin vacilar a pesar de que ella tenía el mismo apellido que su esposo. "¿Juras amar a tu esposo para siempre?"

Leah no respondió. Hubo un prolongado silencio que causó una fuerte sensación de alienación. Tanto que incluso los invitados que vitoreaban como máquinas se detuvieron por un momento.

Ella apretó los labios mientras miraba a Blain. Sus ojos azules temblaron débilmente. Los murmullos de incredulidad comenzaron a escucharse en el salón de celebración exterior.

Leah se quitó lentamente el anillo de compromiso. Luego se lo lanzó a Blain. El anillo de compromiso cayó al suelo después de golpear su pecho. Blain tartamudeó.

"Tú... tú..."

Entonces sonó un cuerno de batalla. Cuando el sonido salvaje interrumpió la armoniosa música de ambiente que estaba siendo tocada por la orquesta, la confusión comenzó a apoderarse de los invitados.

"¡¡Ahhh!!"

Los invitados se levantaron de sus asientos presas del pánico. Los caballeros que estaban custodiando el salón de celebración exterior desenvainaron sus espadas al mismo tiempo.

De repente irrumpieron individuos inesperados. Se movieron rápidamente como bestias por el lugar con sus armaduras ligeras. El sonido de espadas chocando se extendió al mismo tiempo que sangre comenzó a manchar el suelo.

Los invitados gritaron ensordecedoramente por el miedo a la muerte. Los adornos que decoraban el lugar fueron pisoteados por los invitados durante el caos.

Leah lo encontró en el momento en que todo estaba arruinado. El hombre empapado de sangre sostenía una espada que goteaba sangre. La miró con sus brillantes ojos dorados. 

De repente sintió un fuerte dolor en el corazón como si hubiera sido atravesado por una flecha. Todo su cuerpo se estremeció ante el insoportable dolor.

Al final terminó experimentando una sensación déjà vu que nunca antes había sentido. Leah contuvo la respiración. Le vino a la mente una sangrienta llanura llena de eulalias.

Ya había sucedido algo similar en el pasado. Ishakan se había comportado como un forajido raptador. El hombre arruinó su vida justo cuando pensaba que todo había terminado.

Cortó las cuerdas que ataban a Leah como una marioneta. Por lo tanto, después de destruir su vida como Princesa, le permitió conocer un nuevo mundo. Ella nació nuevamente bajo su protección.

El hombre que había destruido su vida movió los labios lentamente.

 "Leah."

Ella sintió una extraña sensación en el momento en que se pronunció su nombre. La llave para la cerradura nunca fue necesaria en primer lugar. Porque todos sus recuerdos le pertenecían a ella.

"Acércate, Leah."

Ishakan volvió a llamar a Leah. Su voz estaba impregnada de impaciencia. Ishakan estaba un poco asustado porque ella permanecía inmóvil. Pensó que tal vez ella había caído nuevamente en un hechizo de Cerdina. Le pidió con un rostro contorsionado.

"Por favor..."

No había razón para seguir dudando. Ella se dirigió inmediatamente hacia él. Ignoró por completo que llevaba un incómodo vestido mientras corría frenéticamente.

Ishakan cerró los ojos en cuanto tuvo a Leah entre sus brazos. Su vestido blanco estaba empapado de sangre. Por el esfuerzo físico que acababa de hacer, su pecho se hinchó con cada respiración hasta que se calmó. Ishakan susurró.

"...Mi esposa."
junio 03, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 283

Capítulo 283. Movimientos En Secreto (3)


El día estaba oscuro. Nubes oscuras estaban cubriendo el sol. El cielo lúgubre hacía que todo se viera opaco. Las decoraciones que adornaban el salón de celebración exterior no tenían ningún brillo.

El tiempo estaba siendo demasiado sombrío para una boda. Leah que aparecería delante de todos el día de hoy, también se encontraba en una situación indeseable.

Fue demasiado sofocante sentirse aprisionada entre tantas personas. Su apretado corsé le dificultaba respirar, tampoco había podido beber un poco de agua desde hace tiempo. Pero a nadie parecía importarle.

En el espejo se veía hermosa. El vestido de novia blanco estaba tan limpio que sería lamentable si incluso se ensuciara con una mota de polvo. Leah se quedó observando el deslumbrante vestido cuando de repente sintió náuseas.

Quería despedazar el perfecto vestido de novia, luego tirarlo al suelo para escupirlo. Leah contuvo el impulso de apretar los puños porque una dama de compañía le estaba arreglando las uñas.

Le cortaron las uñas para que no dañara la piel de su esposo durante su primera noche. Después de arreglarle las uñas, la dama de compañía le puso unos guantes de encaje. Luego puso el anillo de compromiso a Leah en el dedo anular.

Justo en el momento en que le iban a poner el velo, las damas de compañía se detuvieron al mismo tiempo. Fue porque un intruso había aparecido en la habitación de la novia, que debería mantenerse resguardada hasta la boda.

Blain entró a la habitación vestido con un elegante traje. Existía la creencia de que si el hombre veía el rostro de la novia antes de la boda sería de mala suerte. Pero a Blain no le importaba. Ya habían sucedido demasiadas cosas como para preocuparse por esto.

"Salgan todas."

Blain expulsó a todas las presentes en la habitación. Quedaron los dos solos en el lugar, pero Blain no se acercó a ella. Solo la miraba apoyado en la puerta.

"......"

Ambos no se habían visto durante mucho tiempo. Blain no había buscado a Leah después de convertirla en una muñeca. Se quedó mirando fijamente a Leah con su vestido blanco. Finalmente después de un rato se marchó sin decir nada.

Leah se preguntaba por qué había venido. Pero decidió no pensar mucho en ella. Lo que sucedería pronto era más importante como para distraerse.

Justo antes de la ceremonia de boda, Leah había sacado la poción que había escondido de antemano sin que las damas de compañía se dieran cuenta. Se tomó el líquido negro pero lo mantuvo en su boca, luego escondió la botella vacía para que nadie la descubriera. Finalmente se dirigió al salón de bodas.

Varias damas de compañía la seguían, sosteniendo el dobladillo de su vestido para que no se arrastrara por el suelo. El lugar estaba decorado extravagantemente.

Leah miró a los invitados que estaban sentados en fila. Los invitados reunidos para celebrar la unión de una nueva pareja solo parecían adornos. Todos sonreían alegremente.

Cuando la orquesta comenzó a sonar la música, Leah se colocó al principió del camino indicado con una alfombra de seda blanca. Con sus manos sostenía una ramo de lisianthus de diversos colores.

Blain estaba al final del camino con el sacerdote. Leah se acercó lentamente mientras escuchaba los vítores del público. Sentía mareos con cada paso que daba. Sentía como si estuviera caminando hacia el borde de un precipicio.

Tal vez fue arrogante. Como pudo romper parte del hechizo, estaba segura que sería capaz de romperlo completamente para recuperar la memoria. Estaba segura de que podía hacerlo porque no estaba sola.

Pero sólo pequeños fragmentos de recuerdos rondaban en su cabeza. Leah pensó cuando apretó sus labios. Probablemente fue codiciosa al creer que podría recuperar mis recuerdos. Quería que Ishakan se sintiera orgulloso de mí. Al final no pude...

Miró a Cerdina sentada en la primera fila de invitados. Estaba maquillada intensamente para ocultar su rostro demacrado. Estaba bien vestida como si fuera una novia, pero un aura malévola impregnaba sus ojos.

Cerdina escudriñó a Leah con una mirada aguda. Leah bajó la mirada ante su mirada escrutadora. Al final no pudo encontrar ningún recuerdo, pero había trabajo que hacer.

jueves, 2 de junio de 2022

junio 02, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 282

Capítulo 282. Movimientos En Secreto (2)


Ishakan presionó la tela contra su antebrazo para detener la hemorragia. Como mutante tenía capacidades físicas superiores. El flujo de sangre que estaba manchando la tela se detuvo pronto.

Morga sacó una venda limpia para envolver con fuerza el antebrazo de Ishakan. Entonces se levantó de la silla sosteniendo nuevamente la pipa que había dejado en el cenicero.

Ishakan comenzó a caminar lentamente hacia afuera. Genin y Haban, que estaba esperando tranquilamente, abrieron las puertas.

"Los Gitanos están aquí."

Ishakan sonrió ante el reporte de Genin.

"Escuchemos lo que tienen que decir."

Cuando bajó las escaleras hacia el primer piso de la posada, se encontró con docenas de personas arrodilladas. Exhaló una bocanada de humo mientras los miraba. Ishakan abrió la boca sosteniendo la pipa con su mano.

"¿Ya han tomado una decisión?"

La anciana Gitana que estaba arrodillada al frente del grupo respondió.

"Haremos lo que sea. Por favor, perdónennos la vida."

Ishakan miró fijamente a la anciana Gitana que le había dado la poción de cambio de color de cabello a Leah.

"No todos están aquí."

"Todavía algunos siguen a Cerdina, pero sólo es una pequeña minoría..." 

Habló con determinación.

"Nosotros haremos lo que el Rey Kurkan desee."

***

Después de tomar la decisión de regresar al palacio real, la mayor preocupación de Leah seguía siendo Blain. Él nunca la dejaría tranquila.

Por eso antes de que él le hiciera algo, planeaba hacerle creer que la había conseguido. Ella le daría una sustancia que causaba alucinaciones. 

Leah echó una poción en la copa de Blain sin que éste se diera cuenta. Después de beberla mezclada con el vino, Blain tuvo alucinaciones de que tuvo s3xo con Leah esa noche. Ella se acercó con cautela para arrancarle un mechón de cabello mientras Blain jadeaba solo en la cama fuera de sí.

Posteriormente introdujo el mechón de cabello en una botella de vidrio, luego fue a colocarla en el alféizar de una ventana del palacio de la Princesa. La botella de vidrio desapareció al día siguiente. 

Unos días después apareció nuevamente la botella de vidrio con un líquido negro en su interior. La utilizaría al final, así que la escondió en un sitio seguro.

Blain había estado alucinando últimamente. Esto se debía al suministro constante de la poción cuando comían juntos todos los días. Pero cuando Blain sintió una disparidad entre la Leah de la realidad y la Leah de la fantasía, actuó como se esperaba. Tomó la decisión de convertirla en una muñeca.

Cuando fue arrastrada al palacio de la Reina Madre por orden de Blain, se encontró nuevamente con Cerdina. Ella estaba totalmente desarreglada. Lo único que seguía estando igual eran sus ojos brillantes. Ese día Leah casi se convierte en una muñeca.

Podemos arriesgarnos porque el bebé en tu vientre es un mutante.

Morga también añadió que crearían una herramienta para que pudiera resistir el hechizo temporalmente. A pesar de que actualmente el poder de Cerdina fuera inestable, seguía siendo poderosa. Morga no podía asegurar que pudiera resistir el hechizo de Cerdina.

La situación cambiaba porque Leah tenía el descendiente de Ishakan en su vientre. Morga esperaba que con la ayuda de una herramienta, el bebé en su vientre pudiera desempeñar un importante papel para interferir con el hechizo.

El problema consistía en que ella debería llevar la herramienta consigo siempre. La herramienta tenía que ser un objeto que pudiera llevar sin que llamara la atención de alguien más.

"......"

Leah miró el anillo de compromiso en su dedo. Brillaba intensamente bajo la luz. El anillo de compromiso había funcionado perfectamente. Pero como se había consumido su único uso, de ahora en adelante tenía que hacerlo sola.

Esta sería la última oportunidad que tendría. Leah recorrió el palacio real en búsqueda de fragmentos de su memoria. Nada le vino a la mente aunque acudió a los lugares que le provocaban una sensación de déjà vu.

A pesar de que todo estaba preparado, no había podido encontrar lo que realmente le importaba. Cada día se estaba volviendo más impaciente. Parecía que llegaría el día de la boda sin poder recuperar la memoria.
junio 02, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 281

Capítulo 281. Movimientos En Secreto (1)


Morga parpadeó sus ojos cansados. Durante los últimos días ha estado casi todas las noches despierto. No sólo él, sino también todos los hechiceros de Kurkan.

Incluso cuando cerraba los ojos no podía dormir. Sabía que estaba tenía que poder hacerlo. Morga frunció el ceño mientras miraba la poción negra que estaba hirviendo en la olla.

Después de asegurarse que todos los granos del reloj de arena estaban en el fondo, agarró los siguientes ingredientes. Cuando comenzó a pesar todos los ingredientes en una balanza en la que se colocó el peso, su atención se dirigió hacia la puerta que se abrió.

"¡Ishakan!"

Ishakan dijo mientras le lanzaba una pequeña botella de vidrio.

"Un regalo de Leah."

"¡......!"

Morga se apresuró a comprobar el interior de la botella de vidrio. Había un mechón de cabello corto plateado. Se trataba de un mechón de cabello de ese bastardo.

Inmediatamente puso el mechón de cabello en la olla. El líquido burbujeanto se volvió de color dorado instantáneamente, pero luego se volvió nuevamente negro. Ishakan preguntó después de observar como el líquido cambiaba de color.

"¿Esto será suficiente?"

"Será suficiente. Entonces..."

Morga le tendió una daga a Ishakan. Tras recibir la daga trajo una silla para sentarse, luego se hizo una corte en su antebrazo con la daga. El borde del cuchillo de la daga quedó manchado con su sangre.

Morga puso una amplia cuenca plateada debajo de su antebrazo. Las gotas de sangre que caían de su antebrazo fueron recibidas por la cuenca.

Desde que Leah fue llevada por primera vez al desierto en el pasado, Ishakan había ordenado hacer algunas cosas. Ahora estaban casi terminadas. Pero para eso se necesitaba una cantidad considerable de la sangre de Ishakan. 

A pesar de la gran cantidad de sangre que estaba derramando, Ishakan actuaba como si fuera insignificante. Simplemente extendió su otra mano hacia Morga mientras su antebrazo seguía derramando sangre. Traducción de ReinoWuxia

Morga le dio su pipa encendida. Ishakan agarró la pipa para fumar. La sangre goteaba a medida que el humo flotaba en el aire. Ishakan que tenía los ojos un poco apagados, abrió la boca de repente.

"¿Entonces lo mejor sería usarlo en el momento en que se rompa el hechizo?"

"Sí. Romper un hechizo provoca una reacción significativa en el hechicero... Será más efectivo si se usa en ese momento."

Ishakan asintió ante sus palabras como un gesto de comprensión. Morga apretó los labios mientras lo veía fumar tranquilamente.

Últimamente Ishakan había actuado diligentemente. La Baronesa se reunió una a una con las damas de compañía del palacio de la Princesa bajo la coordinación de Ishakan. 

Se esperaba que la presencia de la Baronesa Cinael pudiera ayudar a romper el hechizo que tenían las damas de compañía. 

Pero a pesar de que no se obtuvieron los resultados deseados, la Baronesa Cinael no desistió aunque sabía que estaba arriesgando su vida en caso de que la descubrieran. Sentía que tenía la obligación de salvar a las damas de compañía.

Byun Gyeongbaek y el Conde Weddleton también estaban preparados para desempeñar un papel durante la boda. Cuando Ishakan se acercó por primera vez a Byun Gyeongbaek, presentó como pruebas las cartas que él había intercambiado con Leah.

Las cartas demostraban que había sido secuestrado por Ishakan, chantajeado por Leah, e información secreta sobre la situación de Estia. Como estas cartas no existían en la memoria del actual Byun Gyeongbaek, sirvió para sacudir el hechizo bajo el que estaba. 

Byun Gyeongbaek pudo liberarse del hechizo con la ayuda de Morga. Después de ello, Byun Gyeongbaek ayudó a los Kurkan junto al Conde Weddleton. Por supuesto que eso no fue sencillo, hubieron algunas amenazas.

Al final de todo, Leah regresó al palacio real. Lo hizo para tratar de recuperar sus recuerdos antes de la boda. Ella le pidió ayuda a Morga. Morga hizo todo lo posible para hacer lo que Leah quería.

Pero nada era seguro, todo era demasiado incierto. No sé sabía que la Princesa podría recuperar sus recuerdos…. No obstante, ella se dirigió directamente a la tormenta. Ishakan decidió seguirla sin saber lo que sucedería. 

El resultado sería el mismo independientemente de cómo se desarrollaran las cosas. Porque aunque Leah no recuperara sus recuerdos, Ishakan recuperaría a su compañera el día de la boda.

Morga, que estaba inmerso en sus pensamientos, regresó a la realidad cuando vio sangre en el suelo. Le dio un trozo de tela a Ishakan para que detuviera la hemorragia. Las manos de Morga temblaban levemente.

miércoles, 1 de junio de 2022

junio 01, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 280

Capítulo 280. Obsesión (4)


Esa noche Leah acudió a la habitación de Blain. No sólo tomó la iniciativa de besarlo, sino también de desnudarse. Blain había esperado este momento durante mucho tiempo.

Ella actuaba con atrevimiento pero con timidez como si lo estuviera experimentando por primera vez. No importa lo que Blain le pidiera que hiciera, ella lo aceptaba por más vergonzoso que fuera. 

Blain alcanzó un placer indescriptible que no había podido con otras mujeres en esta relación s3xual de ensueño. Cuando ey@culó la euforia nubló su mente. Fue un momento increíblemente perfecto.

Al día siguiente lo primero que hizo Blain al despertarse fue mirar hacia un lado.

"......"

Ese espacio de la cama estaba vacío. Tenía un fuerte dolor de cabeza debido a la reseca. Los recuerdos de la noche anterior fueron invadiendo su mente. Cuando recordó como Leah gemía de placer, Blain tocó el lugar vacío de la cama.

'¿Lo de anoche fue un sueño?'

No estaba seguro. Blain se levantó de la cama con el ceño fruncido.

"...Leah."

Luego gritó en la habitación.

"¡Leah! ¡¡Leah!!"

Buscaba a Leah con la mirada desesperadamente. Como un truco de magia, ella apareció frente a la puerta de la habitación. Ella vestida de bata blanca lo miraba desconcertada.

"¿Su Alteza...?"

Su voz lo hizo regresar a la realidad. No fue un sueño. Realmente había conseguido a Leah anoche. La abrazó sin decir ninguna palabra. Leah lo permitió sin objeciones aunque se sentía un poco incómoda.

Blain estaba tan feliz como si fuera el dueño del continente. Pero el infierno llegó después de experimentar brevemente el cielo. A pesar de que hubiera pasado la noche Leah, tenía pensamientos contradictorios. Su expresión cambió de la felicidad a la desesperación.

Se debía a que no había obtenido su corazón completamente. Sentía que aún no la tenía. En este punto, a Blain le atormentaban interminables temores, entre ellos que ella huyera con el bárbaro.

Su naturaleza se agudizaba más con cada día que pasaba. Ni siquiera podía soportar que visitantes desconocidos entrarán en el palacio de la Princesa para los preparativos de la boda que se llevaría a cabo pronto.

Después de varios días sintiéndose angustiado, Blain finalmente comprendió que sin importar que tan obediente fuera Leah, nunca podía confiar en ella.

Por lo que concluyó que sólo había una manera de poner fin a esta ansiedad infernal. Blain se dirigió al palacio de la Reina Madre.

Sólo vegetación seca se encontraba en el lúgubre palacio de la Reina Madre. Todo estaba muy tranquilo, no había ni un solo ratón. Cuando llegó a la habitación donde estaba Cerdina ni siquiera había visto un solo sirviente durante el recorrido.

La hermosa puerta de madera había perdido su hermoso color original, estaba oscurecida por la sangre de bestias y personas. Cuando abrió la puerta girando el pomo oxidado, el olor a sangre llegó a su nariz. Blain miró a la mujer que estaba sobre el patrón mágico hecho de sangre.

La mujer no tenía maquillaje en el rostro, su cabello estaba desordenado y su ropa hecha un desastre. Intentó levantarse en cuanto vio a Blain, pero inmediatamente se desplomó en el suelo. No podía mover su cuerpo a voluntad.

"Argh..." Cerdina gimió de dolor. El humo negro que salía de su cuerpo se retorcía como su estuviera vivo.

Después de sufrir durante algún tiempo, finalmente Cerdina pudo mantener el humo negro dentro de su cuerpo. Blain le dijo francamente lo que quería cuando ella recuperó la calma.

"Por favor, conviértela en una muñeca." Cerdina miró a Blain de forma vacilante. Cuando abrió la boca para decir algo, Blain gritó primero. "Ahora… ¡conviértela en una muñeca ahora mismo...!"

Cerdina obedeció las órdenes de Blain como de costumbre. Cuando Blain regresó al palacio principal, ordenó a los caballeros que llevaran a Leah al palacio de la Reina Madre. Leah gritó mientras estaba siendo arrastrada hacia palacio de la Reina Madre.

"¡Me lo prometiste! Dijiste que no me convertirías en una muñeca..."

Pero no había nadie para ayudarla. Después de enviar a Leah al palacio de la Reina Madre, Blain paseó solo por el palacio principal. Sentimientos inexplicables llenaron su corazón.

Leah regresó solo después de que el sol se ocultara. No brillaba al igual que la noche.

"......."

Blain miró sus ojos morados desenfocados. Sus ojos estaban tan oscuros que parecía que estuviese muerta. Blain le hizo una pregunta.

"¿Me amas, Leah?"

Leah respondió con voz inexpresiva.

"Te amo."

"......"

Blain apretó los puños. Se trataba de un momento para alegrarse. La había obtenido de todos modos aunque no fuera de la forma que deseaba. Finalmente lo había logrado.

Sin embargo, Blain no sintió ninguna alegría. El único sentimiento que surgió de lo más profundo de su corazón fue la ira. Tiró bruscamente de Leah por el brazo incapaz de soportar su ira. Ella no reaccionó. Esperaba sus órdenes tranquilamente.

"Maldita sea..."

Blain se marchó después de mirar a Leah con los ojos inyectados de sangre. Leah se quedó sola en la habitación. Solo hubo silencio en la habitación.

"......"

El brillo volvió a sus desenfocados ojos púrpuras. Ella se puso la mano en el estómago después de mirar a su alrededor. Pronunció su nombre lentamente.

"Ishakan..."

Leah cerró los ojos fuertemente. Había llegado el momento de terminar todo.
junio 01, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 279

Capítulo 279. Obsesión (3)


Blain no pudo decir nada más. Guardó silencio después de llamarla por su nombre.

No esperaba que Leah viniera por su propia voluntad. Pensó que como siempre la única manera de que ella actuara como quería sería usando violentos medios coercitivos.

Pero se había equivocado. Leah regresó aunque Blain no había tomado ninguna medida todavía. Un tonto pensamiento apareció en su mente. Blain hizo una pregunta frente a los nobles convertidos en muñecas.

"¿Por qué has regresado?"

Blain miró brevemente al Conde Valtein y el Ministro de Finanzas Laurent, que estaban sentados en la sala de conferencia. Una sonrisa retorcida apareció en su rostro.

"Te escapaste con el bárbaro como si tu vida dependiera de ello, pero regresaste por miedo a las consecuencias."

Leah respondió tranquilamente. "Sólo asisto a la reunión del Consejo de Gabinete como Princesa. Es un deber que tengo que cumplir."

Su paciencia llegó a su fin. Blain se levantó de su asiento. Caminó hasta dodne estaba Leah. La arrastró hacia afuera halandola por la muñeca. Solo recobró la razón cuando salieron de la sala de conferencia.

"......"

Blain se quedó mirando fijamente a Leah. Ni siquiera podía descifrar lo que ella estaba pensando por su rostro inexpresivo.

De repente, sintió el toque de una delicada mano en su muñeca. Blain aflojó la fuerza de su mano. Recordó lo que Leah había dicho en el pasado.

Siempre me has dado comida deliciosa.

Leah confundía los recuerdos del bárbaro con los de Blain. Tal vez el bárbaro había conquistado el corazón de ella dándole buena comida. No pudo evitar preguntar.

"¿...Has comido?"

"Todavía no."

"Vamos a comer antes de conversar."

Blain llevó a Leah hasta el comedor aunque se podía considerar un poco temprano para almorzar. Las sirvientas estaban desconcertados por la repentina llegada del Rey, pero se apresuraron a atenderlo.

El comedor del palacio principal estaba reservado para la familia real. En ocasiones podían acceder algunos invitados. Blain no se sentía cómodo en este momento, aunque los dos solían comer juntos en este lugar.

Leah comió obedientemente. Una extraña tensión se estableció en el silencioso ambiente. Blain bebía vino como si estuviera sediento.

Leah dejó los cubiertos cuando terminó de beberse la botella de vino. Blain le ordenó a los presentes mirándolos.

"Retírense todos."

Todas las sirvientas se retiraron. Solo se quedaron los dos en el comedor. Blain sentía su garganta reseca. Cuando Blain extendió su mano hacia la segunda botella de vino, Leah la agarró primero.

"Yo te lo sirvo." 

Dijo sosteniendo la botella. 

"Quiero beber un poco de vino blanco..."

Blain se levantó inmediatamente de su asiento para buscar el vino blanco del botellero en la esquina. Cuando regresó, Leah ya había servido el vino en su copa. - Traducido en ReinoWuxia

Blain vació la copa de vino medio consciente. Se lo bebió sin siquiera prestarle atención al sabor. Leah levantó de nuevo la botella tras asegurarse de que Blain había vaciado la copa.

Blain observó la mano blanca que sostenía la botella de vino. Un anillo estaba puesto en uno de sus delgados dedos. Se trataba del anillo de compromiso que le había dado Blain.

No pudo apartar su mirada del anillo de compromiso. Después de permanecer durante un tiempo como si estuviera fuera de sí, levantó la mirada lentamente.

Leah parpadeó sus densas pestañas plateadas. Su rostro estaba deslumbrante hoy.

"Espero que puedas volver a considerar nuestro futuro."

Nuestro...

Blain abrió los labios. Fue tan cautivador escuchar esa palabra que la repitió en su interior varias veces. Leah continuó hablando tranquilamente.

"No quiero convertirme en una muñeca. Tampoco quiero que la gente que me importa salga lastimada." Explicó claramente por qué había regresado. Fue porque al final no descubrió un método para romper el hechizo. Ella no podía abandonar a los que aún estaban en el palacio real.

Blain se esperaba eso. Incluso le parecieron sinceras sus palabras. Pero la siguiente declaración fue completamente inesperada.

"Trataré de mantener a su Alteza en mi corazón..." Leah apretó suavemente la mano que llevaba su anillo de compromiso. "Así que por favor trátame amablemente de ahora en adelante."

Todo tipo de pensamientos pasaron por su mente en cuanto escuchó eso. Se preguntaba si aún quedaban remanentes del hechizo roto que manipulaba sus sentimientos. Como todavía un hechizo manipulaba su memoria, puede que hayan regresado algunos sentimientos cuando reflexionó sobre los recuerdos del pasado.

Fue una idea ridícula. Debió gritarle que dejara de decir tonterías, pero su boca pronunció otras palabras inconscientemente.

"¿Cómo puedo creerte?"

Leah seguía mirando fijamente a Blain. Sus finos labios gruesos seguían cerrados. Se quedó mirando sus labios durante mucho tiempo hasta que finalmente se abrieron revelando la lengua en su interior.

"Esta noche..." Leah susurró. "Por favor, abrázame."


***

lunes, 30 de mayo de 2022

mayo 30, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 278

Capítulo 278. Obsesión (2)


Se quedó contemplando el techo con la mirada apagada. En el techo estaba pintado el escudo de armas de la familia real de Estia. Sonrió amargamente después de mirarlo fijamente durante un tiempo.

El origen de su retorcida sexualidad, su posesividad y su enfermiza obsesión. Estos habían sido heredados de Cerdina. Así como Cerdina estaba obsesionada con Blain, Blain estaba obsesionado con Leah.

La locura de la sangre que corría por sus venas no desapareció. Sólo se hacía más clara con el paso del tiempo.

Blain se levantó de la cama. Lo primero que hizo fue ponerse la bata. Luego agarró la botella de vino que estaba sobre la mesa para comenzar a beber. Estaba bebiendo alcohol porque no podía soportar la realidad, pero su mente seguía lúcida.

Leah había escapado.

El día que Blain se dio cuenta que debía conformarse con tener solo su cuerpo, se fue con el Rey de los bárbaros. Al principio pensó que regresaría pronto. Había asumido eso porque había mucha gente en el palacio real que se podía usar como rehén.

Pero Blain se dio cuenta de que algo andaba mal cuando se confirmó que los bárbaros que habían venido a Estia como emisarios también habían desaparecido como si se hubieran evaporado.

No fueron los únicos que habían desaparecido en un parpadeo. Todos los Gitanos también desaparecieron. Supusieron que los Gitanos fueron liberados por los bárbaros. Ordenaron a los soldados buscarlos por la capital. Pero no encontraron ningún rastro.

El poder de Cerdina se desestabilizaba constantemente. Cuando su poder se volvía incontrolable, un carruaje de carga salía del Palacio de la Reina con un montón de cadáveres sacrificados.

Pero a Blain no le importaba mucho. Incluso si su poder se descontrolara, estaba bien mientras Cerdina pudiera lanzar un hechizo. Solo le importaba tener a Leah.

Si Leah no regresaba antes de la boda, decapitaría a las damas de compañía del Palacio de la Princesa una por una. Sus cabezas serían colgadas para exponerlas en la capital. Después, los nobles cercanos a ella serían ejecutados en la guillotina por turnos. 

Cuando los viera pudriéndose mientras los cuervos lo devoraban, no tendría más remedio que regresar al palacio real. Después de que estuviera en el palacio real, no esperaría más y la convertiría inmediatamente en una muñeca.

Al día siguiente, Blain asistió personalmente a la reunión del Consejo de Gabinete.

Debido a la ausencia de Leah hubieron muchos inconvenientes. Blain ahora tenía que encargarse de lo que ella hacía sola. Por supuesto, cuando Leah regresara tendría que encargarse de todo como antes.

Blain observó a los nobles con la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba. Después de todo, ellos no tenían conciencia. Le molestaba tener que perder el tiempo en estas falsas reuniones. Mientras los miraba de repente levantó una de sus cejas.

"¿......?"

El Conde Weddleton sonrió incómodamente cuando hizo contacto visual con Blain. A pesar de que era su abuelo, nunca se había interesado por la política. Pero de repente estaba en la reunión del Consejo de Gabinete.

El Conde Weddleton estaba sentado al lado del Conde Byun Gyeongbaek. Le parecía sorprendente que estuvieran sentados uno al lado del otro cuando hasta ahora nunca habían sido cercanos.

Cuando observó con más detalle, se dio cuenta que el Conde Byun Gyeongbaek también estaba un poco extraño. Se supone que tenía que aceptar todo lo que ocurriera en la reunión del Consejo de Gabinete porque estaba bajo un hechizo.

Aunque Blain estuviera teniendo s3xo en la mesa de la sala de conferencia debería actuar con normalidad. Pero el Conde Byun Gyeongbaek parecía desconcertado. Como si supiera que la Princesa dirigía las reuniones del Consejo de Gabinete.

Lo estaba observando con atención cuando se abrió la puerta de la sala de conferencia. Blain frunció el ceño. La puerta no debería abrirse porque el Rey había tomado asiento. 

Incluso los nobles no tenían permitido entrar si llegaban tarde o salir hasta que la reunión hubiera terminado. Pensaba ordenarle a los caballeros que sacaran a rastras al loco que había abierto la puerta.

Pero Blain no pudo decir nada cuando la puerta se abrió por completo. Se puso rígido mientras miraba hacia adelante. Después de entrar, la mujer de cabello plateado miró tranquilamente alrededor de la sala de conferencia. Al final miró hacia el asiento de cabecera donde solía sentarse, donde ahora estaba sentado Blain.

Miró directamente a Blain. Sus ojos púrpuras brillaban. Blain abrió la boca lentamente.

"...Leah."

La Princesa estaba de regreso.
mayo 30, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 277

Capítulo 277. Obsesión (1)


Se trataba de un sueño. Pero incluso sabiendo que se trataba de un sueño, no había nada que Blain pudiera hacer al respecto. Sólo podía observar cómo se desarrollaba la escena.

Frente a él había un hombre y una mujer entrelazados. Su cuerpo blanco puro desnudo se apoyaba en el cuerpo bronceado desnudo. La mujer abrazaba al hombre corpulento con la cara enrojecida. Gemía mientras gritaba un nombre.

—Ishakan... Ah, Ishakhan...!

No lo hacía por simple pl@cer carnal. Sus ojos púrpuras nublados estaban llenos de amor. Como si estuviera perdidamente enamorada del hombre que abrazaba. Prácticamente sus ojos estaban susurrando que 'lo amaba'.

Blain siempre anheló esa mirada, pero nunca pudo tenerla. Quería insultarlos. Quería acercarse para separar los cuerpos fuertemente entrelazados inmediatamente. Sin embargo, todo su cuerpo estaba duro como una piedra.

Mientras intentaba liberarse de las ataduras invisibles, el acto s3xual se acercaba al final. Leah se estremeció como si no pudiera soportarlo más.

—Ah, hmm, detente...!

Leah se puso rígida. Saliva comenzó a salir por su boca al mismo tiempo que gemía incontrolablemente. Se aferró con sus manos temblorosas a la ancha espalda del hombre.

Claramente había alcanzado el cl!max. Blain contuvo la respiración. Sin darse cuenta se quedó mirando su cara como si estuviera hipnotizado. 

De repente la abrumada Leah giró la cabeza. En el momento en que sus miradas se encontraron, Blain despertó del sueño.

"¡......!"

El aire frío de la noche le hizo recuperar la compostura rápidamente. Se encontraba en la habitación del Rey. Después de comprobar el entorno, Blain se quitó la manta para sentarse en la cama. Se rió nerviosamente.

Su virilidad estaba levantada. Blain se echó el cabello empapado de sudor hacia atrás mientras intentaba calmar su respiración. Pero su rostro se contorsionó cuando vio las hebras de cabellos plateados adheridos a sus dedos por el sudor.

Tiró de la cuerda que estaba al lado de la cama. Cuando sonó la campana, de inmediato entraron las sirvientas que habían estado esperando afuera. Después de mirarlas una por una, Blain señaló a la sirvienta de la izquierda.

"Tú."

Entonces todas las sirvientas se retiraron dejándola sola. No necesitaba decirlo. Blain simplemente dirigió su mirada hacia su entrepierna. La sirvienta se subió obedientemente a la cama de Blain para chuparle la virilidad.

El inexpresivo Blain, que estaba sentado apoyado en el respaldo de la cama, bajó la mirada. La sirvienta que había estado chupando su virilidad con esmero, levantó la mirada inconscientemente. Hicieron contacto visual.

Blain sonrió suavemente. La sorprendida sirvienta incluso olvidó que tenía que bajar la mirada, se quedó mirando fijamente a Blain.

A medida que la sonrisa de Blain se volvió más pronunciada, el rostro de la sirvienta se ponía cada vez más roja. Cuando hasta sus orejas se pusieron rojas, Blain presionó hacia abajo la cabeza de la sirvienta con su mano. - Traducción de ReinoWuxia

Su virilidad entró hasta lo más profundo. Ella emitió un ruido si se estuviera atragantando porque su virilidad llegó hasta su garganta, pero no le importó.

Blain miró a la sirvienta con aburrimiento. Podía tener fácilmente cualquier cosa que quisiera. No había nadie que pudiera rechazar al Rey de Estia debido a su buena apariencia, poder y riqueza. Excepto por una persona.

'Leah...'

Ella era la única mujer que Blain quería. Recordó a la Leah del sueño. Ella siempre tenía una expresión sombría, pero en el sueño se veía fresca. Estaba llena de vida como una flor de primavera recién florecida.

La Princesa de Estia tenía una hermosa apariencia. Incluso quienes la menospreciaban como una flor sin fragancia quedarían impresionados si la vieran.

Blain apretó los labios. La sirvienta de cabello gris a simple vista parecía una mujer de cabello plateado en la oscuridad. Blain la levantó con brusquedad por el cabello para penetrarla.

La imagen de Leah gimiendo con el rostro enrojecido llenaba su vista. Blain movió su cintura rápidamente hasta que ey@culó.

"Demonios..."

Pero sentimientos negativos invadieron su corazón después de hacerlo. Ahora su mente estaba hecha un caos.

"¡Fuera!" Dijo agitando su mano. La sirvienta salió de la habitación rápidamente. Blain se acostó en la cama. "......"

domingo, 29 de mayo de 2022

mayo 29, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 276

Capítulo 276. Al Aire Libre (4)


Leah volvió a mirar a Ishakan después de examinar el árbol.

"......"

Sus miradas se encontraron. La tenacidad de sus ojos dorados no había disminuido. Leah desvió su mirada, tocando su estómago con las manos. Ishakan reconoció lo que le preocupaba a ella.

"Está bien. No has estado bebiendo un simple té."

Dijo Ishakan con calma.

"En realidad es una medicina."

Fue un comentario inesperado. Se quedó boquiabierta de la sorpresa. Tanteó sus labios con la punta de sus dedos. De repente el pulgar entró en su boca. Lentamente rozó sus muelas, luego presionó suavemente su lengua.

Leah le mordió el pulgar con fuerza. Ishakan se rió mientras retiraba su dedo. Se concentró en estimular sus s3nos. Sus hombros se encogieron mientras él tocaba sus p3zones suavemente con los dedos empapados de saliva.

"¿Quieres un hijo o una hija?"

Leah apenas pudo susurrar suavemente. En estos momentos ni siquiera podía hablar con él normalmente. Ishahan respondió mientras rodeaba la cintura de ella con una mano y estimulaba su s3no con la otra.

"Me gustaría cualquiera de los dos. Sólo me preocupa que afecte tu salud."

Los Kurkan al nacer eran muy pequeños. Por esa razón, su estómago no se había hinchado durante el embarazo, además el parto sería con relativa facilidad. Pero Ishakan no podía evitar preocuparse por el débil cuerpo de Leah. Continuó hablando mientras acariciaba uno de sus s3nos.

"He estudiado un poco… dicen que si los s3nos no se tocan lo suficiente, se hincharan hasta un punto que será doloroso. Por supuesto, eso no te sucederá a ti." Ishakan actuó como si fuera algo natural. "Los voy a masajear todas las noches."

Ya sus s3nos producían leche porque estaba preparada para cuando el bebé naciera. Retiró con suavidad la mano de Leah que estaba cubriendo el otro s3no para chupar su pezón.

"Quiero probar todo lo que es tuyo."

Su cuerpo se estremeció levemente por el placer. Ishakan lamió su p3zón, mientras tocaba su otro s3no con la mano. Sufría cada vez que su lengua lamía intensamente su p3zón.

Ella tapó sus labios con una mano para evitar emitir sonidos extraños. Ishakan levantó la mirada. Miró a Leah mientras lamía lascivamente su p3zón. Fue tan vergonzoso que su cara se puso roja como un tomate.

Su corazón se aceleró cuando sintió que la virilidad en su cavidad se estaba volviendo más grande. Ishakan le susurró a Leah que estaba temblando de miedo.

"Quédate quieta. Lo haré todo."

La agarró por la cintura con ambas manos. Levantó el cuerpo de Leah, luego lo volvió a bajar rápidamente.

"¡......!"

Los ojos de Leah se agrandaron. Su boca se abrió involuntariamente ante las abrumadoras sensaciones que se extendieron por su cuerpo. Ishakan mordió con fuerza la punta de la barbilla de Leah.

"Dime que me amas."

Leah finalmente pudo calmarse, por lo que dejó de resistirse. Pero en lugar de decir te amo, dijo las palabras que estaban clavadas en su interior como espinas.

"Lo siento."

Ishakan entrecerró los ojos. Leah continuó hablando con dificultad.

"Siento haberme puesto nerviosa..."

En respuesta Ishakan solo sonrió retorcidamente. Comenzó a mover el cuerpo de Leah. Con cada penetración su vista se distorsionaba. Pronto ella expulsó un líquido. Estaba alcanzado el cl!max nuevamente. Se aferró a él con su cuerpo tembloroso.

"Lo mismo dijiste cuando desapareciste delante de mí. Lo siento, no me busques..." Ishakan mordió el lóbulo de la oreja de Leah mientras la penetraba profundamente. "Pero a pesar de eso he venido hasta aquí, ¿entonces soy un mal esposo?"

"Hmm, realmente..." 

Leah se estremeció cuando le lamió la oreja, pero siguió hablando. 

"Eso me gusta."

Leah puso sus manos sobre los hombros de Ishakan. Habló mirándolo directamente a los ojos.

"Te amo... te amo mucho..."

Hubo un breve silencio. Hasta que Ishakan murmuró en un tono gracioso.

"Me estás convirtiendo en un blandengue."

Puso su mano en el cuello de Leah para acercar sus rostros.

"Sin importar lo que hagas..."

Ishakan dijo con una mirada firme.

"Con mucho gusto te seguiré."
mayo 29, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 275

Capítulo 275. Al Aire Libre (3)


Leah apretó sus labios. Su corazón estaba caliente como si la sangre que circulaba en su interior estuviera hirviendo. Una sensación indescriptible se extendió por todo su cuerpo. Ishakan provocaba todas estas emociones en ella.

Ella susurró varias veces que lo amaba mientras acariciaba su cuello. Cada vez que decía que lo amaba, Ishakan besaba brevemente la comisura de sus labios.

La virilidad que llenaba su cavidad comenzó a moverse lentamente. Su cosquilleo aumentó con el furor. Ishakan no decía nada. Solo tenía una mirada voraz.

El árbol contra el que estaba apoyada se balanceaba mientras su cuerpo se movía hacia arriba y hacia abajo. Ishakan puso un brazo detrás de ella para evitar que su espalda estuviera rozando con la corteza. A pesar de que estaba medio entumecida por el placer, ella no olvidó seguirle diciendo que lo amaba.

"¡Ah, hmm, te amo... hmm...!"

Sus palabras fueron confusas porque estuvieron mezcladas con sus gemidos. Su cuerpo temblaba. Cuando gimió aferrándose con más firmeza al cuello de Ishakan, comenzó a pen3trarla abruptamente.

Sus dedos de los pies se levantaron involuntariamente. Sus pantorrillas se acalambraron. Por miedo a caerse, apretó todo lo que pudo sus piernas alrededor de la cintura de Ishakan.

Ishakan mordió sus dedos cuando ella intentó apartarlo por los hombros. Ella retiró sus dedos asustada, entonces Ishakan mordió su cuello.

Ella ni siquiera sintió dolor aunque Ishakan la mordió con fuerza. Fue porque no estaba en condiciones de prestarle atención. Los nervios de todo su cuerpo estaban concentrados en la parte inferior.

Ishakan dejó escapar un aliento caliente. Luego la mordió nuevamente en el cuello a medida que apretaba las manos que sostenían su trasero. No podía moverse. Se sentía atrapada. Sensaciones placenteras la inundaban constantemente. Ella dejó escapar un gemido de éxtasis. - Traducción de ReinoWuxia

Su mente se puso en blanco. Pero aunque su mente se estaba convirtiendo en una pizarra en blanco, no dejó de confesarle su amor. Ni siquiera podía saber cuántas veces le había dicho que 'lo amaba'. 

"Hmm, ahh..."

Su pecho se hinchaba con cada respiración. Ella pudo sentir que su espalda se ponía rígida porque tenía sus piernas alrededor de la misma. De repente, un líquido caliente se vertió en sus paredes internas.

"¡Ah, ahh...!"

"Ahh..."

Su virilidad disparó s3men varias veces retorciéndose. Ishakan aplastó a Leah con su enorme cuerpo. Leah se aferró a él mientras temblaba. Terminó soltando el agarre de sus piernas que perdieron las fuerzas. Llegó al cl!max.

Su cuerpo se estremeció por sí mismo. Sus ojos se nublaron, pero pronto regresaron a la normalidad. El excesivo placer hizo que lágrimas comenzaran a deslizarse por sus mejillas.

"Ah... ah..."

Ishakan no retiró su virilidad a pesar de que había expulsado todo su s3men. Por el contrario movió su cintura hacia atrás y hacia adelante, esparciendo el s3men por sus paredes internas.

Había expulsado tanto s3men en su interior que con cada movimiento se salía un poco. El s3men se deslizó lentamente por sus muslos. Debido a que estaba mezclado con sus fluidos estaba más viscoso.

Comenzó a esparcir besos por su cuello. Cada toque de sus labios calientes hacía que Leah se estremeciera como si la quemara.

"Por favor.... bájame..."

Dijo medio llorosa. Estaba preocupada por el hecho de estar en el aire. Ishakan decidió sentarse en el suelo con Leah al frente. Todavía no había sacado su virilidad.

Su gruesa virilidad seguía penetrándola hasta lo más profundo. Leah se apoyó en el pecho de Ishakan como si se desplomara. Habló con voz ronca.

"También saca eso..."

Ishakan siempre accedía a todas las peticiones de Leah. Pero esta vez no aceptó su petición. La besó en la frente ignorando sus palabras.

En este punto ella ni siquiera tenía fuerzas para intentar apartarlo. Pero afortunadamente no se había desmayado porque sólo lo habían hecho una vez. El árbol seguía firme así que tampoco se había roto.

sábado, 28 de mayo de 2022

mayo 28, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 274

Capítulo 274. Al Aire Libre (2)


"Ah, ahhh..."

Sacó su lengua de su cavidad impregnada de un líquido. Entonces mordió su cl!toris hinchado con sus dientes. La espalda de Leah se arqueó. Sus dedos que sujetaban la falda de su camisón se aflojaron dejándola caer. Ishakan sujetó la falda de su camisón mientras atormentaba incesantemente su zona ínt!ma.

Leah intentó apartarlo empujándolo por los hombros con las manos, pero Ishakan no retrocedió. Ella no podía hacer nada más que aferrarse a él mientras el pl@cer la abrumaba.

Se preguntaba si se debía a la tensión de estar al aire libre. Las sensaciones estaban siendo demasiado intensas. Estaba a punto de llegar al cl!max, pero Ishakan controló hábilmente sus movimientos.

La estimulaba intensamente como para hacerla alcanzar el cl!max, pero cuando ella estaba a punto de hacerlo la estimulaba suavemente.

No podía mantener la cordura debido a que la sensación de estar cerca de alcanzar el cl!max la invadía varias veces. Ella abrió las piernas todo lo que pudo olvidándose por completo de que estaba en el bosque al aire libre.

"Ahh, hmmm..."

Esta vez sintió que verdaderamente alcanzaría el cl!max, así que inconscientemente presionó su zona ínt!ma contra su boca. Pero de repente sintió una sensación de frío. Provenía de Ishakan que había despegado la boca.

Estaba impaciente. Sus piernas temblaban. Faltó poco para que alcanzara el cl!max, pero no pudo porque Ishakan se detuvo en el último momento.

Su cuerpo se había vuelto tan sensible que podía gemir incluso con la más mínima brisa que pasara por el bosque. Leah miraba a Ishakan mientras respiraba pesadamente. Le suplicó con sinceridad.

"Ishakan, rápido..."

Se lamió sus labios húmedos mientras se desabrochaba el cinturón. Luego deslizó sus brazos bajo los muslos de Leah y la levantó con un rápido movimiento. Cuando asustada rodeó el cuello de Ishakan con sus brazos para sostenerse, sintió algo grueso penetrando abruptamente su cavidad.

Estrellas aparecieron en su vista. El placer reprimido la inundó de inmediato. Comenzó a temblar incontrolablemente. Un dulce aliento se escapó de sus labios.

Había perdido la cordura cuando finalmente alcanzó el cl!max. Sin saber que hacer mientras estaba abrumada por el pl@cer, rasguño los hombros de Ishakan.

La saliva comenzó a deslizarse por sus labios abiertos. Ishakan primero lamió su barbilla, luego introdujo su lengua en su boca. Leah frotó su lengua con la de él.

"Ahhh..."

Ishakan dejó escapar un gemido que le pareció agradable. Frotó su cara contra el cuello de Leah. Luego le bajó la parte superior del camisón con las manos. Sus s3nos quedaron al descubierto. Sus p3zones rosados estaban endurecidos aunque Ishakan ni siquiera los había tocado. 

Leah se sintió obscena bajo el haz de luz. Se sintió aún más avergonzada cuando las grandes manos de Ishakan agarraron sus s3nos. Pellizco sus p3zones exigiendo.

"Tienes que mirarme."

Cuando finalmente miró a Ishakan se quedó sin aliento. Fue seducida por sus ardientes ojos dorados. Por impulso Leah lo besó primero. Ishakan dejó que Leah lo besara mientras acariciaba sus s3nos.

Gimió mientras rodeaba su cintura con las piernas. Su beso se volvió más intenso. No sólo mordió sus labios, también barrió sus dientes con la lengua. Quería demostrarle a Ishakan lo que había aprendido de él.

"Ishakan..."

Confesó mientras miraba sus brillantes ojos dorados.

"Te amo."

Ishakan habló en voz baja.

"Lo sé, pero..."

Se mantuvo en silencio por un momento. Luego añadió mirando a Leah.

"Dímelo más, Leah."

Ishakan inclinó lentamente la cabeza hacia adelante. Sus frentes se tocaron suavemente. Susurró mirándola fijamente.

"Sigue diciéndolo..."
mayo 28, 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 273

Capítulo 273. Al Aire Libre (1)

'Tal vez este hombre está demasiado borracho'.

Leah pensó eso por un momento. Pero dudó viendo que mantenía la seriedad de su rostro. Ella entrecerró los ojos. Ishakan sonrió mientras la miraba sin decir nada.

"......"

Sintió que su boca se secaba un poco. Cuando él hacía esto ella se debilitaba. Cada vez que la miraba fijamente con sus ojos lleno de una mezcla de emociones...

Leah desvió la mirada suavemente. El único haz de luz en el oscuro bosque hacía que ella se viera blanca como la nieve. Pero a diferencia de ella, parte del cuerpo de Ishakan estaba en la oscuridad. Por reflejo tiró de Ishakan hacia ella para que también estuviera completamente bajo la luz.

Ishakan miraba a Leah como un niño que se había enamorado por primera vez. Después de abrazarla tiernamente, la besó suavemente varias veces. Sus besos estaban llenos de calor además de cariño.

Se sintió avergonzada cuando llegó a la conclusión que Ishakan quería tener relaciones s3xuales al aire libre. Realmente no le parecía mala idea. Estaba haciendo demasiadas cosas que nunca hubiera imaginado hacer desde que conoció a este hombre. Leah sacó a relucir lentamente otro asunto para desviar la atención.

"Los Gitanos que sacaron del palacio real..."

"Morga hablará con ellos en tu lugar."

"Entonces los otros Kurkan..."

"Están celebrando el hecho de que hayas recuperado tus sentimientos."

No lo sabía. Ella creía que ellos sólo habían venido para disfrutar de un picnic con ella, pero no esperaba que hubiera una razón para ello. Leah asintió ante esta verdad. Ishakan añadió tranquilamente.

"¿Tienes alguna otra pregunta?"

Ella asintió nuevamente como si realmente tuviera algo que preguntar. Se devanó los sesos intentando pensar en algo. Pero no se le ocurrió ninguna pregunta creíble.

Ishakan empujó a Leah por los hombros hacia atrás. Ella retrocedió impulsada por su fuerza hasta que su espalda tocó un árbol. Ella levantó su mirada. Ishakan habló viendo sus ojos que se parecían a los de un conejo.

"Leah."

En el momento en que percibió la leve ansiedad en sus ojos dorados, instantáneamente sintió que perdía sus fuerzas. Los Kurkan poseían sangre de bestias por lo que no se podían considerar humanos. Ishakan seguramente se esforzaba en mantener la paciencia cuando estaba cerca de Leah, porque sus instintos superaban su razón.

Unas simples palabras no bastaban para satisfacerlo. Ishakan seguramente quería confirmar a su manera si ocupaba completamente el corazón de Leah.

Leah abrió los brazos sin decir nada. En este momento no le importaba la vergüenza. Estaba dispuesta a hacer cualquier cosa para complacer al hombre que amaba.

Ishakan se arrodilló cuando obtuvo el permiso tácito. Leah contuvo la respiración por un momento. Porque parecía como si fuera un caballero ofreciendo un juramento. Ishakan sonrió cuando sus miradas se encontraron.

"Es la primera vez que me arrodillo ante alguien desde mi ceremonia de mayoría de edad."

Pero su siguiente acción fue cualquier cosa menos caballerosa. Levantando la falda de su camisón, enterró la cara en el interior. La parte inferior de su delgado camisón sobresalía. Ella se subió la falda sobresaltada.

Sin embargo, subir su falda no hizo ninguna diferencia. Más bien mirar a Ishakan fue más lascivo. Ella pensó en bajar nuevamente su falda, pero su acción posterior hizo que sus manos se tensaran.

Mordió sus muslos hasta que su boca llegó a su ropa íntima. Lamió la fina tela de su ropa íntima con la lengua. Luego la mordió con los dientes para rasgarla de un tirón. Leah tragó saliva mientras veía cómo se desarrollaba la escena. 

"¡......!"

Separó con sus manos sus labios v@ginales para lamer su cl!toris sin dudarlo. Ella levantó los talones ante la sensación de cosquilleo. Sus muslos comenzaron a temblar. Ella gimió cuando la lengua que atormentaba delicadamente su clítoris se introdujo en su cavidad.

"¡Ah, Ishakan...!"

Finalmente, perdió la fuerza en sus piernas, así que estuvo a punto de desplomarse. Pero Ishakan la sujetó fuertemente con sus grandes manos. Un intenso cosquilleo recorrió todo su cuerpo como si le hicieran acariciaran su piel con plumas. Leah sacudió la cabeza por el insoportable placer.