Reciente

sábado, 18 de junio de 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 301

Capítulo 301. Isha (1)


Fue un nacimiento extraño.

Los Kurkan discutieron sobre el nacimiento de un ser que nunca habían visto. Después de un extenso debate que duró tres días, llegaron a una sola conclusión.

Se trataba de un niño de una especie singular.

Para los Kurkan fue un motivo de alegría que una vieja leyenda, que sólo podía encontrarse en los libros de historia, se hiciera realidad. Pero nadie pudo celebrarlo. Esto se debía a que el niño era un mestizo con sangre humana en sus venas.

Esta especie singular estaba más en contacto con la esencia de las bestias. Naturalmente debería provenir de una línea de sangre pura.

No podían entender como un mestizo había nacido como una especie singular. Los Kurkan de sangre pura simplemente no lo podían aceptar. El niño representaba la prueba que negaba la superioridad de la sangre pura. Los puristas creían que había que matarlo.

La sala de conferencias del palacio real Kurkan. Los Kurkan estaban sentados en una larga mesa en el centro de la sala con rostros de exasperación.

"¡Tenemos que matarlo!"

Gritó un joven Kurkan. Entonces otros Kurkan dijeron.

"Definitivamente traerá problemas."

"Por favor tome una decisión Rey."

El Rey Kurkan miró al niño en silencio en medio del clamor. El niño tenía una mirada tranquila aunque estaban discutiendo sobre su muerte. Sus ojos dorados brillaban intensamente.

No se podía leer ninguna emoción en su rostro inexpresivo. Aunque se estaba decidiendo sobre el destino de su vida, parecía completamente despreocupado. El purista Rey Kurkan también estaba de acuerdo que había que hacer algo con el niño antes de que otros Kurkan lo descubrieran. Traducción ReinoWuxia

Pero si mataban a este mestizo aquí… eso equivalía a reconocer abiertamente que se trataba de una especie singular. No había necesidad de admitir la verdad.

Además, no sería favorable para su reputación asesinar a un niño Kurkan delante de todos. Parecería que le tuviera miedo a las especies singulares.

Su trono seguía siendo inestable. No podía permitirse mostrar debilidad. El Rey abrió lentamente los labios después de un largo momento de reflexión.

"Escuchen."

Una voz profunda detuvo la discusión de los Kurkan. El Rey declaró.

"Es imposible que un mestizo pertenezca a una especie singular."

Las palabras del Rey causaron revuelo entre los Kurkan. Estaban seguros de que se trataba de una especie singular, pero no podían contradecir su afirmación. El Rey habló nuevamente a los desconcertados Kurkan.

"¿Cómo pueden considerarlo una especie singular? No es más que un mestizo."

El Rey hizo un gesto despectivo con su mano.

"Vendan al niño como esclavo. Sobrevivirá si realmente es una especie singular."

Las rígidas expresiones en los rostros de los puristas se suavizaron un poco. Se sintieron orgullosos de que el Rey no mostrara ningún temor ante una especie singular. El Rey sonrió ampliamente mientras miraba al niño.

"Regresa para que tomes el trono."

Las palabras del Rey causaron que estallaran risas por doquier. Pero el niño permaneció tan inexpresivo como siempre. Incluso cuando ataron grilletes a sus muñecas y le pusieron una mordaza en la boca.

Unos soldados arrastraron al niño hacia afuera. La reunión terminó con ello.

Los Kurkan que entraron tensos a la sala de conferencias por la especie singular, se marcharon con una sonrisa en su rostro. Pero sólo uno de ellos no.

El Rey visitó discretamente al traficante de esclavos después de abandonar la sala de conferencias. Solía comerciar a menudo con este traficante de esclavos. El Rey le vendía mestizo para deshacerse de ellos sin ensuciarse las manos.

Esta vez le entregó al traficante de esclavos varios mestizos que había seleccionado. Entre ellos, estaba el niño del que se había discutido su muerte hoy.

"¡Rey!" El traficante de esclavos sonrió ampliamente mientras agarraba la cadena del chico con la mano. "¿Es sangre pura? Nunca me diste uno sangre pura."

El rostro del Rey se distorsionó frente al sonriente traficante de esclavos. Habló sin ocultar su disgusto. "Es un mestizo."

Incluso un traficante de esclavos experimentado lo confundió con un Kurkan sangre pura. La ansiedad en su corazón aumentó. El Rey reveló sus verdaderas intenciones.

"Mátalo."

El susurro hizo que los ojos del traficante de esclavos se agrandaran.

"Pero..."

El Rey miró de forma penetrante al traficante de esclavos. Se tragó las palabras que iba a decir. Al final dijo lo que el Rey quería escuchar.

"...Sí, lo mataré."