Reciente

sábado, 11 de junio de 2022

Matrimonio Depredador - Capítulo 295

Capítulo 295. Consecuencias (1)

Cerdina contrastaba con Estia. En el pasado todos la consideraban como la mujer más noble de Estia, pero viéndola ahora nadie podría pensar lo mismo.

Cuando Cerdina recobró la conciencia estaba en un callejón. En lugar de un hermoso vestido, estaba vestida con una ropa andrajosa. También había sido despojada de sus espléndidos accesorios.

Lo primero que vio mientras se revolcaba por la basura fue el cielo. Las nubes negras se habían despejado. Las nubes blancas se extendían como pintura por el cielo azul. Contempló la pintoresca escena con la mirada perdida.

De repente sintió un dolor infernal. Cerdina por reflejo tomó sus brazos con ambas manos. No, realmente solo fue lo que pensaba hacer.

"¡......!"

Su cuerpo no se movió como quería. Observó su propio cuerpo con ojos temblorosos. En el lugar donde se suponía que debían estar ambos brazos, solo quedaba la cicatriz de que habían sido arrancados. Estaba experimentando un dolor fantasma.

Un sudor frío fluía por su rostro mientras sentía un horrible dolor que surgía de las partes vacías. Los eventos que sucedieron antes de que se desmayara fueron apareciendo en su mente uno por uno.

Su sangre roja, sus gritos desgarradores, su rabia desbordante… Su cuerpo se debilitó mientras comenzaba a convulsionar. Sus ojos temblaron sin parar.

Habría sido mejor si hubiera muerto.

No habría sido tan desgarrador si hubiera muerto a manos de Blain. Podía hacer cualquier cosa por su amado hijo. No tenía miedo de entregarle su cuerpo en absoluto.

Le habría encantado que Blain se hubiera tragado su corazón. Si le hubiera dado todo lo que tenía a Blain, hubiera podido morir aliviada…

Las lágrimas que se deslizaban por sus mejillas cayeron al suelo. Cerdina rechinó los dientes con una mirada tenaz.

No podía terminar de esta manera tan miserable. Definitivamente se vengaría. Mataría a Leah delante del bárbaro, para que sintiera la misma desesperación. Luego de eso no le importaría morir.

Prometió una venganza sangrienta mientras apretaba los dientes. De repente una pregunta esencial le vino a la mente.

¿Por qué la había dejado libre? Teniendo en cuenta la naturaleza brutal del bárbaro no creía que la dejaría marchar tan fácilmente. Esperaba que él la hubiera torturado hasta el cansancio. Sobre todo considerando cuanto ella había hecho sufrir a Leah.

Cerdina no podía creer que la dejara libre tan fácilmente. Tal vez se le escapó tontamente porque algún Gitano trasladó a Cerdina afuera.

La sangre es más espesa que el agua. Aunque los bárbaros los hubieran engañado durante un tiempo, algunos Gitanos podrían haber entrado en razón tardíamente.

Innumerables hipótesis pasaron por su mente. El olor a basura podrida invadía su nariz desde hace tiempo. En primer lugar, tenía que salir de aquí.

Pero incluso no fue fácil levantar su cuerpo. Se tambaleó durante un rato. Le resultaba difícil mantener el equilibrio porque le habían arrancado los brazos. Cerdina apoyó la espalda en la pared mientras recuperaba el aliento. Entonces se dio cuenta de que estaba haciendo algo ridículo.

Se estaba comportando como un humano inferior.

Sonrió amargamente. Sin sus brazos le sería difícil dibujar un patrón mágico, pero todavía podía usar su poder. Un humo negro salió de su cuerpo. Pero algo sucedió en el momento en el que extendió su poder con confianza.

"...Arg!"

Cerdina se desplomó en el suelo vomitando sangre. Le había costado mucho levantarse como para caer ahora inútilmente. El humo negro que salía de su cuerpo desapareció.

No podía utilizar su poder adecuadamente. Se acordó de la espada larga que el bárbaro le había clavado en el cuerpo. Todavía recordaba claramente su color rojo oscuro. También recordó el dolor ardiente que sintió cuando la larga espada la había atravesado. Traducción de ReinoWuxia

Tal vez...

El rostro de Cerdina se puso pálido ante la suposición que le vino a la mente. Intentó elevar su poder varias veces nuevamente. Pero el resultado fue el mismo. El humo negro que surgía solo terminaba esparcido en el aire.

La espada larga estaba hecha de sangre mutante. Cuando ésta se introdujo en el cuerpo de Cerdina, se desvaneció el poder que ella había alcanzado que no se diferenciaba al de un Dios. Prácticamente tenía sangre mutante fluyendo en su interior. Actualmente sería como un hechicero de bajo nivel que solo hace simples pociones.

Cerdina lloró tumbada en el suelo. Sollozó sin que nadie le prestara atención. Después de un largo tiempo de locura, todo siguió igual.

"......"